La “ruleta rusa” de las inmobiliarias para 2015

       Ya en el año 2008, fecha en la que el desplome del ladrillo daba paso a una (actual) crisis de efectos devastadores, el Gobierno “protegió” a las grandes empresas constructoras de la caída libre, las cuales con unos balances con deudas estratosféricas (muchas acabarían en concurso de acreedores) sólo se mantenían por su propia resistencia a admitir el deterioro de unos valores –terrenos- que sólo hace unos años atrás habían adquirido por millones de euros.

       En cualquier caso, el interés era compartido ya que también los bancos y cajas, como entidades que habían financiado dichas operaciones, deberían reconocer el valor ficticio y con ello las millonarias pérdidas (origen del Sareb) . Por último -el orden no es aleatorio, sino de interés que parecen aplicar en el propio origen de las normas-, los compradores (ciudadanos de a pie que habían confiado sus ahorros para una vivienda) que verían reducida la inversión/ahorro de años a cuantías mínimas o inexistentes (más aún en liquidación).

       Desarrollo legal de las medidas
La citada protección se promulgó como norma en el Real Decreto-ley 10/2008, en la cual se citaba :

A los solos efectos de la determinación de las pérdidas para la reducción obligatoria de capital regulada en el segundo párrafo del artículo 163.1 del texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas, aprobado por Real Decreto Legislativo 1564/1989, de 22 de diciembre, y para la disolución prevista en los artículos 260.1.4.º del citado texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas y 104.1.e) de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada, no se computarán las pérdidas por deterioro reconocidas en las cuentas anuales, derivadas del Inmovilizado Material, las Inversiones Inmobiliarias y las Existencias. *

       Lógicamente la medida no podía ser ilimitada (dos ejercicios), por lo que ante el riesgo de quiebras multimillonarias y su posible efecto sobre una maltrecha economía, una profunda recesión y las presiones de las empresas constructoras (hasta el momento motor de la economía y regentadas por apellidos ilustres) dieron lugar al Real Decreto-ley 9/2011, de 19 de agosto, que igualmente permite que las bases imponibles negativas puedan ser compensadas, alargándose el período de compensación tres años

       Pero, pese a todo, la magnitud de los concursos y convenios de difícil aplicación según los planes y el propio mercado, provocaron que el problema siga latente. De nuevo, vía real decreto ley el Gobierno dio una nueva moratoria en busca de una solución que , al menos temporalmente, diera viabilidad a la situación de los gigantes del “ladrillo con pies de barro”. Así que, de nuevo el Real Decreto-ley 4/2014, de 7 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial. En su Disposición final séptima renovaron -literalmente- las condiciones establecidas en la Disposición adicional única del Real Decreto-ley 10/2008, de 12 de diciembre, variando simplemente el marco temporal de vigencia hasta el cierre de 2014.

       Algunas de las empresas afectadas por esta situación

       Es por ello que hasta este año, la referencia al citado Real Decreto Ley 10/2008 es constante en los informes anuales de las inmobiliarias. En el caso de las cotizadas, pese a que a algunas han conseguido sanear su situación, la alusión a dicha normativa aparece en sus cuentas de 2013.

  •       Martinsa Fadesa (deuda financiera alcanza 3.500 M€) indicaba que su patrimonio neto era negativo a finales de 2013, pero recordaba que la renovación del Real Decreto suspende la aplicación de la artículo 363 de la Ley de Sociedades de Capital.
  •       Reyal Urbis (deuda de 3.978 M€) , en concurso de acreedores, registró en 2013 un patrimonio neto negativo de 429,9 millones “para el cómputo de lo dispuesto en el artículo 363 de la Ley de Sociedades de Capital. La compañía aludía también en su último informe financiero anual al Real Decreto 10/2008.
  •        Nozar, además de los problemas concursales que le asolan recientemente, con una deuda de 732,1 M€ necesitan llegar a un acuerdo con los acreedores para esquivar la disolución.
  •        Otras como Colonial, tenía a su filial Asentia en causa de disoulución si no fuera por la norma, si bien se ha desprendido este año de la misma.

 

       Situación actual
En puertas de 2015, acabadas las moratorias y ya en situación de match ball, las empresas están condenadas a entenderse con los acreedores –sobre todo bancos- para prolongar su existencia, si bien su viabilidad denota muchas dudas en cuanto el mercado no emite los necesarios signos de mejora que precisa su viabilidad.

       La segunda opción pasa por la enésima prórroga de la norma (solicitada con necesidad por las empresas), que si bien ahora no parece que se vaya a producir, son muchos los intereses en juego y quedan varios días para que el BOE certifique (o no) el desenlace.

             El día 31 la solución. Se admiten apuestas

P.D. : Y en el supuesto de que se liquidaran y con un valor en franca decadencia…¿quién velará por el pequeño inversor?

* Actual artículo 327 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

delaJusticia.com

El rincón jurídico de José R. Chaves

Clavero Abogados

Despacho Abogados Zaragoza. Aragón. Administrativo, Local, Urbanismo, Contratación y Empleo Público

Abogado Junior

...y mientras, en un despacho de abogados...

in dvbio

Sobre derecho con minúsculas

El blog de José Muelas

Reflexiones personales

#abogadoskabreados47

Un punto de encuentro nacido de un momento de inspiración tuitera

In dubio pro actione

¿Quién dijo que el Derecho era aburrido...? Por Susana Macías

Diario de un E-Letrado

Firmado: Rubén Vázquez

A %d blogueros les gusta esto: